Muchos de los errores de traducción que cometen los alumnos de las academias de idiomas de Valencia están provocados por los 'falsos amigos'. Un 'falso amigo' es el nombre con el que genéricamente se conocen esas palabras del idioma que se estudia que tiene una grafía o una pronunciación similar a una de la lengua materna pero que, sin embargo, tiene un significado muy diferente.

Un ejemplo muy claro es la palabra inglesa jam a la que muchos estudiantes de las academias de idiomas de Valencia le atribuyen, erróneamente el significado de 'jamón', tal vez pensando en ese afán de abreviarlo todo tan típico de los angloparlantes. Así, en la descripción de un típico desayuno británico, podemos encontrar tostadas huevos revueltos (scrambled eggs), una taza de te (a cup of tea), bacón (bacon), tostadas (toast), mantequilla y jamón (butter and jam), en lugar de 'mermelada', que es el significado correcto.

Cierto que un buen desayuno ingles no es lo mismo sin un buen juice, y con esto nadie debe interpretar que a los británicos les gusta desayunar en la sala de un tribunal o delante de unos señores con toga. El juice británico nada tiene que ver con la justicia, pese a que muchos de los estudiantes lo traduzcan como 'juicio', sino que se refiere a un simple vaso con zumo de alguna fruta.

Para evitar estos errores, en el Institute of English procuramos que nuestros alumnos reciban una amplia relación de palabras que pueden ser traducidas de forma equivocada, para evitar que caigan en las trampas que les tienden los 'falsos amigos'.